Hermanas de la Caridad Cristiana


Las Hermanas de la Caridad Cristiana, Hijas de la Bienaventurada Virgen María de la Inmaculada Concepción, somos una Congregación Religiosa fundada el 21 de agosto de 1849 en Paderborn, Alemania, por la religiosa Paulina von Mallinckrodt. Es de Derecho Pontificio y tiene carácter apostólico activo. Intimamente unida a la Iglesia Universal y activamente presente en la Iglesia local, se esfuerza con todas sus energías por servir a todas las personas. Se dedica esclusiva y directamente a obras de caridad que respondan a las necesidades de la Iglesia y al bien común.

Llegaron a Chile en 1874, hoy, con 12 establecimientos escolares de Santiago a Puerto Montt, dos centros de misión y 10 comunidades religiosas, continúan con la obra de la Madre Paulina Von Mallinckrodt. 

¿Quén nos condujo a este lugar?, los caminos de Dios son inexplicables, misteriosos y todo tiene su sentido, el nos conduce por los caminos del amor.

En el año 1852, Chile recibió un fuerte impulso extranjero, acogiendo colonos alemanes, desde Valdivia hasta el canal de Chacao. Los esforzados alemanes, se abrieron paso a través de bosques y otros obstáculos conquistando la naturaleza y fundando ciudades y pueblos. Pero estas familias alemanas carecían de medios para la educación de sus hijos y su formación religiosa, para lo cual recurrieron a la Iglesia. Los Obispos de Alemania acogieron sus peticiones de sus pares y observando los acontecimientos políticos que se desarrollaban en el país, buscaron los medios para ayudar a sus compatriotas de acá.

 Se dirigieron a la Congregación de la Madre Paulina von Mallinckrodt, cuya misión era la educación de la niñez y juventud, que se encontraba en dificultades por la persecución del sistema de gobierno, llegando a cerrar sus escuelas y confiscar los bienes de la floreciente Congregación. Viendo en eso la Providencia de Dios, la Madre aceptó enviar Hermanas para hacerse cargo de escuelas para los hijos de los colonos alemanes y su formación religiosa. Desde entonces hasta nuestros días, la historia que un día comenzó impulsada por la gracia de Dios, sigue dando sus frutos, todo para la gloria de Dios y la salvación de las almas.

DSC03259                                     Gruta de Lourdes, interior Convento Casa Madre, San Bernardo